viernes, 29 de diciembre de 2017

Tabarnia


La lógica del independentismo se ha vuelto contra el propio independentismo. Aprovechando los días de distensión propios de las fiestas navideñas, se ha popularizado en las redes sociales una plataforma para crear una nueva comunidad autónoma: se trata de Tabarnia, que separaría varias comarcas de Barcelona y Tarragona donde el secesionismo tiene menos peso que en el resto de Cataluña.

La propuesta corre a cargo de la plataforma Barcelona is not Catalonia y afirma que quiere crear una “opción política que pretende englobar las zonas cosmopolitas, abiertas, bilingües y prósperas de Tarragona y Barcelona en una nueva comunidad autónoma independiente de la Generalitat”.

Tabarnia tiene un portavoz oficial, Juan Vives, que da la cara por la iniciativa y para explicar al que quiera escuchar el proyecto: "Tabarnia ya ha conseguido que los independentistas se desmonten sus argumentos". En declaraciones a Antena 3, Vives añade: "Todo lo que ha hecho Tabarnia es lo que ha hecho el independentismo, pero ahora nos lo acusan a nosotros.

En ese sentido, es gracioso". Juan Vives, también conocido como 'Juan el del balcón', no teme que Tabarnia se quede en nada porque "el primer objetivo de Tabarnia, que ya se ha cumplido con creces, es que se convierta en un espejo, es decir, que los independentistas se miren al espejo y escuchen lo que durante tanto tiempo han hecho ellos con Cataluña".

jueves, 21 de diciembre de 2017

Si ansías ir al desempleo, vota secesión


La fase final del procés, en el bimestre octubre-noviembre, ha sido mala en paro. Aumentó más del doble en territorio catalán (5,9%) que en el conjunto de España (2,9%).

Si ansías ir al desempleo, vota secesión Elecciones en Cataluña, últimas noticias en directo
Cataluña bajó al tercer puesto en inversión extranjera antes del referéndum
Antón Costas: “Las empresas solo volverán si hay una declaración de que se cumplirá la ley”
Y solo en noviembre la economía catalana generó desempleo neto (7.400 nuevos parados) mientras que en el resto de España lo redujo en 145 puestos de trabajo: pues en el conjunto de España, incluida Cataluña, el desempleo aumentó menos que el generado en el mercado laboral catalán (7.255).

En resumen: mientras Cataluña crea paro, la España no catalana lo reduce. Esto no es opinable, es la pura y dura realidad.

¿Quién teme al Estado federal?


Se debatía en las Cortes de 1931, con la vista puesta en la ya entonces famosa cuestión catalana, la definición del Estado cuando los diputados convinieron en suprimir aquello de que España era una República de “tendencia federativa”, expresión que a Manuel Azaña le parecía una desdicha. “¿Qué es una Constitución que tiende a ser algo y no llega a serlo?”, se preguntaba. Al fin, los diputados optaron por definir la República como un Estado integral, en el que eran compatibles, como dijo Jiménez de Asúa, junto a la gran España, las regiones, cada una de ellas recibiendo “la autonomía que merece por su grado de cultura y de progreso”.

Un corto para un país de pingüinos



miércoles, 20 de diciembre de 2017

Rosa y Sant Jordi


El 24 de julio de este año, Rosa María salió de su casa y miró al cielo. Eran las once de la mañana de un día de una claridad inusual en Barcelona. El día anterior una lluvia intempestiva había limpiado el aire, pero no había rebajado la temperatura ni un solo grado. Pensó, como solía hacer desde hacía un tiempo, que el clima sí era un tema por el que merecía la pena luchar y desgañitarse: un tema relevante que afectaba a la vida humana y al planeta y que se veía desplazado a una mera anécdota por la marejada política que inundaba el país en el que le había tocado vivir.

lunes, 13 de noviembre de 2017

El hombre que lo archivó todo


Albert Kahn fue francés, alsaciano —esto es, casi alemán—, judío, pacifista, utopista, banquero, abogado, millonario, mecenas, amante del arte y de las ciencias, íntimo amigo de Bergson y de Rodin y, en suma, un humanista de los pies a la cabeza. Así que cuando en 1898, con 38 años, decidió poner en marcha Los archivos del planeta, un proyecto universal que era una utopía y él hizo realidad, unificó todas esas condiciones que hicieron de él un personaje único en la historia. Reunió todo el dinero que pudo… y se puso a archivar el mundo.

DEMASIADOS CEREBROS DE GALLINA


Javier Marías

Me entero de unas recientes estadísticas americanas que aún no hielan, pero enfrían sobremanera la sangre. Más que nada por eso, porque no son de Rusia ni de las Filipinas ni de Turquía ni de Cuba ni de Egipto ni de Corea del Norte, sino del autoproclamado “país de los libres” desde casi su fundación. El 36% de los republicanos cree que la libertad de prensa causa más daño que beneficio, y sólo el 61% de ellos la juzga necesaria. Entre los llamados millennials, sólo el 30% la considera “esencial” para vivir en una democracia (luego el 70% la ve prescindible). Hace diez o quince años, sólo el 6% de los ciudadanos opinaba que un gobierno militar era una buena forma de regir la nación, mientras que ahora lo aprueba el 16%, porcentaje que, entre los jóvenes y ricos, aumenta hasta el 35%. Un 62% de estudiantes demócratas —sí, he dicho demócratas— cree lícito silenciar a gritos un discurso que desagrade a quien lo escucha. Y a un 20% de los estudiantes en general le parece aceptable usar la fuerza física para hacer callar a un orador, si sus declaraciones o afirmaciones son “ofensivas o hirientes”. Por último, el 52% de los republicanos apoyaría aplazar —es decir, cancelar— las próximas elecciones de 2020 si Trump así lo propusiera.