domingo, 9 de septiembre de 2018

Colonias, miedo y pelos en la lengua


La relación entre estas tres cuestiones cada cual la puede encontrar, de forma diferente, yo cogí este hilo.

 El Ayuntamiento de Barcelona ha dedicado este año su acto oficial de la Diada al pasado colonial y esclavista de Barcelona y Catalunya, una temática nada habitual en este discurso tradicionalmente centrado en la cultura catalana. La conmemoración ha tenido lugar en el Saló de Cent municipal y se ha centrado en la conferencia del profesor de la UPF y experto en colonialismo Martín Rodrigo Alharilla, que ha ofrecido un recorrido por las complicidades burguesas y populares que tuvo la colonización y la esclavitud en la capital catalana durante todo el siglo XIX y la primera mitad del XX.

Nos acercamos a la Diada Nacional de Catalunya en un momento muy difícil para el país, en una situación de excepcionalidad”, ha aseverado la alcaldesa, Ada Colau. “Pero no podemos recordar la pérdida de derechos y libertades que efectivamente se está produciendo en nuestra tierra sin recordar que también nosotros hemos recordado derechos y perseguidos libertades a otros”, ha sentenciado. “También nosotros nos dedicamos durante siglos a empobrecer y explotar los países de África, Asia y América Latina”, ha defendido.

viernes, 3 de agosto de 2018

Caballo Prieto Azabache


Caballo prieto azabache,
como olvidarte te debo la vida.
Cuando iban a fusilarme,
las fuerzas leales de Pancho Villa.

Fue aquella noche nublada,
una avanzada me sorprendioooo.
Y...después de... de...sar...marme,
fui condenado al paredón.

Ya cuando estuve en capilla,
le dijo villa a su asistente,
me apartas ese caballo
por educado y obediente.

Sabia que no iba a escaparme,
solo pensaba en mi salvación,
Y...tu mi prie...to..a..za..bache
también pensaste igual que yo.

Recuerdo que me dijeron
pide un deseo pa' justiciarte
yo quiero morir monta'o en mi caballo
prieto azabache.

Y cuando en ti me montaron
y prepararon, la ejecucución,
mi...voz...de man...do..es..peraste
te abalanzaste sobre el pelotón.

con tres balazos de mauser,
corriste azabache, salvando mi vida,
lo que tu hiciste conmigo
caballo amigo no se me olvida.

No pude salvar la tuya,
y la amargura me hace llorar,
por eso prie...to a..za...bache,
no he de olvidarte nunca jamás.



Juan sin tierra

Voy a cantar el corrido
De un hombre que fue a la guerra
Y anduvo en la sierra herido
Para conquistar su tierra.

Lo conocí en la batalla
Y entre tanta balacera
El que es revolucionario
Puede morir donde quiera.

Y el general nos decía
Peleen con mucho valor
Les vamos a dar parcela
Cuando haya repartición.

Mi padre fue peón de hacienda
Y yo un revolucionario
Mis hijos pusieron tiendas
Y mi nieto es funcionario

Grito emiliano zapata.
Quiero tierra y libertad
Y el gobierno se reia
Cuando lo iban a enterrar

Vuela vuela palomita
Parate en aquella higuera
Y aqui se acaba el corrido
Del mentado: Juan sin tierra


El rey



Yo sé bien que estoy afuera
pero el día que yo me muera
sé que tendrás que llorar

(llorar y llorar llorar y llorar)

Dirás que no me quisiste
pero vas a estar muy triste
y así te me vas a quedar.

Con dinero y sin dinero
yo hago siempre lo que quiero
y mi palabra es la ley

No tengo trono ni reina
ni nadie que me comprenda
pero sigo siendo el rey.

Una piedra en el camino
me enseñó que mi destino
era rodar y rodar

(rodar y rodar rodar y rodar)

También me dijo un arriero
que no hay que llegar primero
pero hay  que saber llegar.

Con dinero y sin dinero
yo hago siempre lo que quiero
y mi palabra es la ley

No tengo trono ni reina
ni nadie que me comprenda
pero sigo siendo el rey.



Por el camino verde


Hoy he vuelto a pasar
por aquel camino verde
que por el valle se pierde
con mi triste soledad

Hoy he vuelto a rezar
a la puerta de la ermita
y pedí a la virgencita
que yo te vuelva a encontrar

En el camino verde camino verde que va a la ermita
Desde que tu te fuiste lloran de pena las margaritas
La fuente se ha secado las azucenas están marchitas
En el camino verde camino verde que va a la ermita

Hoy he vuelto a pasar por aquel camino verde
Y en el recuerdo se pierde toda mi felicidad

Hoy he vuelto a grabar nuestros nombres en la encina
He subido a la colina y allí me he puesto a llorar

En el camino verde camino verde que va a la ermita
Desde que tu te fuiste lloran de pena las margaritas
La fuente se ha secado las azucenas están marchitas
En el camino verde camino verde que va a la ermita

Camino, camino verde


jueves, 2 de agosto de 2018

Indignación

27 de julio de 2018, a las 13:15 horas, más o menos, un helicóptero que viene del sur, sobrevuela el pueblo y sale muy bajo sobre la estación de Cistierna, de nuevo hacia el sur.

viernes, 13 de julio de 2018

Tatuaje

Él vino en un barco, de nombre extranjero.
Lo encontré el puerto un anochecer,
cuando el blanco faro sobre los veleros
su beso de plata dejaba caer.
Era hermoso y rubio como la cerveza,
el pecho tatuado con un corazón,
en su voz amarga, había la tristeza
doliente y cansada del acordeón.

Y ante dos copas de aguardiente
sobre el manchado mostrador,
él fue contándome entre dientes
la vieja historia de su amor:
Mira mi brazo tatuado
con este nombre de mujer,
es el recuerdo del pasado
que nunca más ha de volver.

Ella me quiso y me ha olvidado,
en cambio, yo, no la olvidé
y para siempre voy marcado
con este nombre de mujer.

Él se fue una tarde, con rumbo ignorado,
en el mismo barco que lo trajo a mí
pero entre mis labios, se dejó olvidado,
un beso de amante, que yo le pedí.
Errante lo busco por todos los puertos,
a los marineros pregunto por él,
y nadie me dice, si esta vivo o muerto
y sigo en mi duda buscándolo fiel.

Y voy sangrando lentamente
de mostrador en mostrador,
ante una copa de aguardiente
donde se ahoga mi dolor.
Escúchame marinero,
y dime que sabes de él,
era gallardo y altanero,
y era más rubio que la miel

Mira su nombre de extranjero
escrito aquí, sobre mi piel.
Si te lo encuentras marinero
dile que yo, muero por él